Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso.

La Fertilidad de la Tierra⎢Agricultura ecológica
 
 
 
  cabecera3  

Alimentos ecológicos

Mandarinas para todos los gustos

mandarinas¿Por qué se le llamó mandarina a esta pequeña fruta de color naranja, de piel fina y aromática, con gajos menudos y suaves? El mandarín es la lengua oficial en la hoy República Popular de China, y se llamaba mandarín a un mandatario entre escriba, burócrata y erudito, seleccionado tras arduos exámenes, o por ser de la nobleza. El nombre botánico de Citrus nobilis haría referencia a este último aspecto, y se lo dieron los españoles en el s. XVI. En una sociedad tan jerarquizada como la China clásica, el emperador vestía de amarillo como el sol –y le seguía una escala de colores en honor a la agricultura– ¿se vestía el noble mandarían de naranja? Entramos en la leyenda, porque desde que los viajeros trajeron de Asia a este arbolillo siempre verde, de finas flores aromáticas, hasta que fue reconocida en todo el mundo como la deliciosa fruta que es, pasaron muchos siglos y muchas aventuras

Leer más...

La nuez, compañera del frío

NuecesSeguir el ritmo de las estaciones en nuestro plato cotidiano va muy bien para la salud y para la economía. Como decíamos de la avellana, la nuez es también un alimento propio del otoño, nutritivo, para aguantar bien los fríos venideros. Como las criaturas que habitan zonas boscosas y frías, en septiembre u octubre cosecharemos las nueces que, además de ser un rico fruto seco, se conservan meses en su envoltura y dan un aceite exquisito, que sirve también como luminaria. Las nueces nos las regala el nogal común, el Juglans regia (o “bellotas” de Júpiter, con una clara connotación engendradora) muy relacionado desde antiguo con la fecundidad, reconocido por su madera noble, sin poder calorífico pero excelente en carpintería y ebanistería, y con propiedades todavía por redescubrir en hojas y frutos

Leer más...

La achicoria, sin ir más lejos

AchicoriaNo sólo los paisajes se añoran. Cuando viajar no es “tragar” kilómetros sino vivirlos con todos los sentidos, recordamos alimentos y sabores que regresan de nuestra infancia, recuerdos que encierran sabidurías que se comprenden con los años. Hoy se viaja demasiado deprisa, consumimos sin descanso kilómetros e informaciones que por la prisa todavía tardaremos más en asimilar e incluso se eclipsarán. Por eso reivindiquemos viajar despacio, saborear cada tramo, especialmente ese reponer fuerzas con platos auténticos allí donde vamos, o con alimentos cercanos, sin necesidad de traerlos de lejos, alimentos que hayan tardado su tiempo en desarrollarse bajo el cielo, con tierra, agua y sol pero, sobre todo, con los especiales cuidados de la vista y las manos hortelanas, en el corazón de una huerta que si no fuera por la agricultura ecológica ya no existiría, como la achicoria protagonista de esta página.

Leer más...

La cebolla, de escarcha

Cebolla de escarchaLa comida es un disfrute, un acto social, un compartir, pero sobre todo debe cubrir nuestra necesidad de reponer energía y vitalidad. Si los alimentos que comemos las han perdido por la forma de cultivar, o por los kilómetros recorridos, o porque llevan mucho tiempo en cámaras… y ya no digamos si han sido irradiados o ionizados –¡para que no envejezcan!–, entonces, ya no son alimento sino meras mercancías. La falta de calidad nutricia no merma sólo la salud, también las fuerzas, la voluntad, el carácter, con lo que esto conlleva de pasividad y adocenamiento a nivel social. 

Leer más...

El país de las mil y una higueras

HIGOEn primavera se recolectan las jugosas brevas y en verano y hasta el otoño –en las primeras y frescas horas de la mañana– los ricos higos, manjar solar y por tanto más dulce, lo que no debemos confundir nunca con “más azucarado”. Porque el mismo marketing, que de manera subliminal relaciona azúcar –o bebida azucarada– con felicidad, nos hace desconfiar de la Naturaleza y reprimirnos de comer higos y brevas de tantas propiedades a las que la Ciencia va poniendo nombre. La Mitología clásica consideraba nutricia a la higuera, pero la forma de los higos –como atributos masculinos– y de las brevas –como sensuales pechos femeninos– ha sido bendición o pecado según épocas y religiones. A no dudar, son alimentos que tenemos cerca y que, como el aceite de oliva o la almendra, en la dieta mediterránea son tan saludables como insustituibles

Leer más...

Las peras, ese sabor que refresca

perasHace muchos siglos que la pera nos sabe a gloria. Es conocido el dato de que los romanos –que ya citaban 41 variedades– la expandieron por su imperio en el siglo I. En cambio pocos saben que en el medievo cántabros y astures llevaron perales a Normandía, donde todavía festejan a la pera y elaboran bebidas espumosas como la poiré y la sydré. Aquí hubo un intento estos años, pero toparon con el normativismo, que no concibe que pueda convivir con la sidra oficial. Esta poca apertura, sumada a la pérdida cultural que ha supuesto el éxodo rural y al rígido mercado que sólo valora cantidad y apariencia, pone en riesgo la pluralidad de sabores de esta fruta de tan cercana, desconocida. Consumidores y productores debemos unirnos, porque no estamos para desperdiciar recursos, ¿o sí?

Leer más...

Cesta de la compra

 x 
Carro vacío

SUSCRÍBETE

RECIBE NOTICIAS Y NOVEDADES EDITORIALES
PUBLICIDAD

Fases Lunares / El tiempo

       

Calle Santa María, 115. 31272 Artaza (Navarra) Spain - Tel. 948 539216 - Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.     

Aviso legal | Preguntas frecuentes | Contacto