Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso.

La Fertilidad de la Tierra⎢Agricultura ecológica
 
 
 
  cabecera3  

Científicos piden una Política Agraria Comunitaria que no destruya la naturaleza

CientificosPAC

M
ás de 3.600 científicos piden que la futura PAC –actualmente se están negociando las ayudas para el período 2021-2027– se alinee con los principios de sostenibilidad, seguridad alimentaria a largo plazo y conservación de la biodiversidad, y haga frente a la crisis climática. Los científicos señalan que la expansión e intensificación de la agricultura, apoyada por la actual PAC, son responsables de parte de la pérdida de la biodiversidad y el ecosistema, así como del cambio climático, como evidencia el informe del IPCC (El cambio climático y la tierra, 2019). Es decir, critican que la PAC falla en los desafíos socioeconómicos para las áreas rurales y que sus pagos son inadecuados: se distribuye injustamente y financia prácticas que causan la pérdida generalizada de biodiversidad, fomentan el cambio climático y degradan la tierra.

Por ello, hacen un llamamiento a la Comisión Europea, al Parlamento, al Consejo y a los Estados miembros para que “utilicen la amplitud del conocimiento científico y las experiencias de las reformas anteriores de la PAC para mejorarla drásticamente a fin de evitar un fracaso de las políticas públicas y un uso poco eficaz del dinero de los contribuyentes”. Todas las medidas de la PAC, sin excepción, deberían estar alienadas con los principios de sostenibilidad, multifuncionalidad y pagos públicos por bienes públicos, de manera que “este sistema reconozca y aborde las demandas de los ciudadanos europeos, la multifuncionalidad de las tierras agrícolas, la diversidad de las partes interesadas afectadas y las tres dimensiones de la sostenibilidad: social, económica y ambiental”, recalcan.

Proponen un plan de acción para reformar la PAC con 10 medidas que buscan, por ejemplo, dedicar el 10% del área de tierras de cultivo a hábitats naturales como setos, lindes con vegetación o estanques, el 40% del presupuesto a bienes públicos y objetivos sociales o que se mejore la gestión de la mitad de la superficie de la UE. También exigen detener la financiación de prácticas destructivas, terminar inmediatamente con los subsidios a la producción y eliminar gradualmente los pagos directos, y aumentar significativamente el apoyo a la transición de los agricultores hacia una agricultura respetuosa con la naturaleza. Si se adoptasen estas medidas, “la agricultura ecológica, basada en evidencias científicas, comenzaría a revertir la destrucción de la naturaleza financiada por los contribuyentes a través de la PAC”, explican los científicos.

La transformación de la PAC para ayudar a los agricultores a adaptarse a los desafíos de sostenibilidad serviría como un hito para la nueva Comisión Europea y el Acuerdo Verde. En diciembre de 2019, la Comisión Europea publicó el documento Pacto Verde Europeo (European Green Deal), una hoja de ruta para reducir las emisiones de CO2 del actual 40% al 50-55% para 2030, pero, dicen los científicos, las cuestiones respecto a la PAC son vagas. Por lo tanto, piden a las instituciones europeas “que cumplan con su responsabilidad hacia las generaciones actuales y futuras garantizando un alto nivel de protección ambiental y climática, invirtiendo en alimentos saludables y paisajes diversos y promoviendo la vitalidad rural y bienestar de los ciudadanos”.

Informe sobre la contribución de la PAC a la biodiversidad

El Tribunal de Cuentas Europeo ha publicado en mayo el Informe Especial 13/2020 Biodiversidad agrícola: La contribución de la PAC no ha frenado el declive. El Tribunal recuerda que para el período 2014-2020, la Comisión previó gastar 86.000 millones de euros en biodiversidad, incluidos 66.000 millones de euros de la PAC, pero señala en el documento que la PAC no ha sido eficaz para frenar el declive observado desde hace décadas en la biodiversidad, y la agricultura intensiva sigue siendo una de las causas principales de su pérdida.

En la auditoría se ha constatado que la Estrategia de la UE sobre la biodiversidad hasta 2020 no había establecido unos objetivos mensurables para la agricultura, lo que dificulta la evaluación de los progresos y el rendimiento de las medidas financiadas por la UE, que el modo en que la Comisión supervisa el gasto de la PAC en favor de la biodiversidad no es fiable, que el impacto de los pagos directos de la PAC –que representan alrededor del 70% del total del gasto agrícola- es limitado o desconocido, y que la Comisión y los Estados miembros han favorecido las medidas de desarrollo rural de menor impacto como cultivos intermedios o los cultivos fijadores de nitrógeno.

Los auditores recomiendan que la Comisión coordine mejor su estrategia sobre la biodiversidad hasta 2030, refuerce la contribución de los pagos directos y el desarrollo rural a la biodiversidad agrícola, supervise con mayor precisión el gasto presupuestario y elabore indicadores fiables adaptados para evaluar el impacto de la PAC.

suscripción revista La Fertilidad de la Tierra

  

Cesta de la compra

 x 
Carro vacío

BANNER ENVIO GRATIS SUP4BANNER ENVIO GRATIS INF2

SUSCRÍBETE

RECIBE NOTICIAS Y NOVEDADES EDITORIALES

Fases Lunares / El tiempo

       

Calle Santa María, 115. 31272 Artaza (Navarra) Spain - Tel. 948 539216 - Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.     

Aviso legal | Preguntas frecuentes | Contacto