Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso.

La Fertilidad de la Tierra⎢Agricultura ecológica
 
 
 
  cabecera3  

Sistemas alimentarios que impulsan la transición agroecológica

Plan agroecologico Reino Unido

D
iferentes proyectos que trabajan en procesos de transición agroecológica y alimentaria hacia sistemas alimentarios sostenibles analizan y comparten sus experiencias en un Cuaderno publicado por la Fundación Daniel y Nina Carasso. Para esta Fundación –dedicada a acoger, apoyar, acompañar y conectar a personas que promueven prácticas más sostenibles–, estas iniciativas son “un ejemplo de buenas prácticas que buscan un cambio a largo plazo y un futuro compartido, y que se pueden replicar y adaptar a cada contexto y territorialidad”. “Nuestra intención, dicen desde la Fundación, es viralizarlos e inspirar un cambio de modelo alimentario que ponga a las personas y al planeta en el centro”.

Entre 2018 y 2019 la Fundación realizó encuentros participativos con 22 proyectos a los que denomina "sistemas alimentarios territorializados" (SAT), tanto del Estado español como de Francia –países en los que desarrolla su actividad–, para que se analizaran y se extrajeran sus aprendizajes. Los 22 se enfrentan a tres desafíos que resultan fundamentales para lograr esa transición. En primer lugar, la movilización de todos los actores de la cadena alimentaria (agricultores, ciudadanía, empresas, instituciones y representantes públicos…). En segundo lugar, el impulso y apoyo de pequeños grupos motor (en escuelas, universidades, empresas…). Estos grupos crean espacios de intercambio en los van sumando progresivamente la participación del resto de implicados. Esta metodología, consideran, es fundamental para construir un modelo sólido y rentable en el que las instituciones públicas sean uno más de los actores implicados. Por último, los sistemas alimentarios territorializados buscan sus propios modelos socioeconómicos viables y consolidados, un sistema basado en el equilibrio entre la rentabilidad de las empresas y el acceso para todas las personas a una alimentación sana y local.

El análisis de estas trayectorias ha puesto de manifiesto muchos aspectos de interés, explican desde la Fundación. Por ejemplo, cómo los responsables de cada proyecto colectivamente jerarquizan y escogen los aspectos que consideran esenciales para el éxito de un SAT en su zona, la forma en que se movilizan los actores locales o los modelos económicos aplicados en cada caso. Así, el documento propone algunas ideas eficaces para movilizar a todos los públicos en este cambio, construir las políticas públicas que lo fortalezcan y consolidar estos modelos sin perder sus valores.

Algunas de estas ideas son la puesta en valor de los oficios y las competencias de cada uno de los participantes en la cadena alimentaria, llevar a cabo acciones en los comedores escolares, la creación de grupos motor o la pertenencia a redes –como la Red Española de Agroecología o la adhesión al Pacto de Milán– que permiten el intercambio de experiencias prácticas entre territorios. También compartir infraestructuras, herramientas e información con el objetivo de disminuir los costes; la transparencia en la política de precios, así como la puesta en valor de la calidad de los alimentos ecológicos y locales y del trabajo que hay detrás, para explicar la diferencia de precios. También se fomenta la idea de aumentar la diversidad de productos ecológicos –para que el consumidor pueda completar su cesta de la compra– o la idea de hacer dinamización local agroecológica para reforzar la oferta local de alimentos producidos de manera sostenible.

Comedores escolares ecológicos, consumo local, ecomercados…

En el Estado español encontramos nueve iniciativas recopiladas en el Cuaderno de la Fundación Carasso que trabajan diferentes herramientas, acciones y líneas de trabajo. En Pamplona el proyecto tiene como objetivo principal el abastecimiento de las escuelas infantiles de la ciudad con productos ecológicos y locales, acompañado de acciones de sensibilización en la comunidad educativa.

Los comedores escolares también centran las acciones de la ciudad de Vitoria, en la que la iniciativa busca facilitar la organización del sector productivo, las familias y los comedores escolares para introducir producto local y ecológico en los menús. Y Madrid, en la que se está coordinando la transformación de los comedores de 56 centros a través de cláusulas que hacen obligatoria una dieta equilibrada y sostenible, lo que permite ofrecer una mayor cantidad de productos ecológicos y locales al año.

Otras experiencias las encontramos en Navàs (Barcelona), donde el Ayuntamiento, en colaboración con productores locales, utiliza la “celebración” del producto, paisaje, patrimonio y gastronomía local para introducir contenido de sensibilización dirigido a la población y al sector mismo, poniendo énfasis en el retorno del hecho de consumir local: en el territorio, en el paisaje y en el empleo. O en Valladolid y su provincia, donde han puesto en marcha un conjunto de iniciativas como el Ecomercado y un centro de acopio de alimentos ecológicos.

www.fondationcarasso.org

suscripción revista La Fertilidad de la Tierra

  

Cesta de la compra

 x 
Carro vacío

BANNER ENVIO GRATIS SUP4BANNER ENVIO GRATIS INF2

SUSCRÍBETE

RECIBE NOTICIAS Y NOVEDADES EDITORIALES

Fases Lunares / El tiempo

       

Calle Santa María, 115. 31272 Artaza (Navarra) Spain - Tel. 948 539216 - Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     

Aviso legal | Preguntas frecuentes | Contacto