Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso.

La Fertilidad de la Tierra⎢Agricultura ecológica
 
 
 
  cabecera3  

Perseguido por ir contra el atraso rural

libro canedo

A
lberto Cañedo fue alcalde en su pueblo, en Carcaboso, Cáceres. Como él ama la Naturaleza y le gusta vivir en su pueblo quiso hacer algo por crear empleo local desde la ecología, desde la agroecología, desde el respeto y aprovechamiento de los recursos que tienen en el pueblo. Ideas no le han faltado nunca, ni esfuerzo ni ganas de trabajar, pero se encontró con el muro de quienes no quieren que nada cambie ni nadie haga nada, con el inmovilismo y el caciquismo y varios ismos más.

Hoy se enfrenta a la cárcel por no poder pagar las desmedidas sanciones que le han impuesto: 17 años de inhabilitación y más de 120.000 euros de sanción, entre multas, indemnizaciones y costas, y otra condena más por no haber ido “todavía” a la cárcel pues ha recurrido a estas sentencias cuando menos desmesuradas… Este círculo vicioso y sangrante le tiene atrapado mientras presenta recurso tras recurso sin que nadie se haya parado a mirar exactamente cuál es el delito, qué ha hecho tan grave para que le lleve a cárcel y a la ignominia.

Lo explica perfectamente en su libro “Del ecomunicipalismo a las puertas de la cárcel”, una clara y extensa entrevista que le hizo el periodista Eduardo Muriel. En la introducción, Juantxo López de Uralde quien estuvo al frente de Greenpeace y hoy es ecodiputado por Equo, describe muy bien la situación de Alberto. Lo hace tan bien que lo suscribimos totalmente y lo copiamos aquí. Todos debemos al menos saber quién es Alberto y por qué no merece la cárcel sino todo nuestro apoyo por su iniciativa y valor, por qué debemos apoyarle para que se le escuche públicamente y se conozca su historia y quede libre para vivir en su pueblo y de forma ecológica como siempre lo ha hecho.

“No conocía Carcaboso, el pueblo en el que Alberto Cañedo ha sido alcalde. Me enteré de su existencia a través de un artículo en eldiario.es que hablaba de un pueblo en el que se estaban poniendo en marcha alternativas ecológicas. No hace falta decir que el caso me interesó inmediatamente.

Finalmente he estado en el pueblo. La persecución política y judicial contra Alberto Cañedo ha conseguido que lo conozca, hable con sus gentes, pise su tierra y me

interese por todo lo que ha ocurrido allí. Hay historias que parecen más propias del Oeste americano que del Oeste de un país europeo. Básicamente estamos ante un nuevo capítulo del caciquismo que tan profundas raíces tiene en nuestra sociedad, y no sólo en la rural… aunque aquí se nota más.

La historia es sencilla: en medio de la crisis galopante que azotó nuestro país a partir de 2007, con la explosión de la burbuja inmobiliaria, la gente empieza a buscar alternativas que palíen el efecto del golpe económico y social que está sufriendo España. En el pequeño pueblo extremeño de Carcaboso (1.300 habitantes), un joven alcalde lidera la transición hacia un modelo sostenible.

En ese contexto, se trata de buscar un modelo que pueda servir para sacar adelante el pueblo, al tiempo que se atiende a una crisis todavía mayor que la económica y que nos azota aún con más fuerza: la crisis ecológica. Así que nuestras políticas comenzaron a ponerse en marcha: cesión de terrenos municipales en desuso para la implantación de iniciativas de producción de alimentos ecológicos, creación de cooperativas elaboradoras y comercializadoras de productos del campo, un banco de tierras, gallineros comunitarios, un centro agroecológico demostrativo para formación y experimentación, jardines comestibles, ejemplos de bioconstrucción y huertos escolares.

Estas iniciativas fueron acompañadas de posicionamientos políticos valientes. De este modo, Carcaboso se significó contra el TTIP y se declaró municipio libre de transgénicos. Demasiado para algunos.

Todo este trabajo no habría sido posible sin Alberto Cañedo. Alberto es una persona valiente, convencida de la necesidad de hacer política para cambiar la realidad. Alberto considera la política como una herramienta de cambio y no como un fin en sí mismo. Como tantas otras personas, Alberto es un reflejo de ese espíritu del 15M que devolvió a mucha gente a la política. Y él lo puso en práctica en su pueblo.

Alberto es un político al que le han cortado las alas. Ahora una sentencia judicial le inhabilita para ejercer como cargo público e incluso puede llevarle a prisión. Sería una enorme injusticia que eso ocurriera.

No me interesan los casos por los cuales Alberto ha sido condenado. Me consta que son consecuencia de un ardid político y que no tienen consistencia. Nadie debería ser perseguido por hacer aquello en lo que cree con tanto entusiasmo. Quizás cometió algún error, no lo sé. Pero eso no puede empeñar una labor que no había hecho más que comenzar. La persecución contra Alberto no le está dañando sólo a él: también daña al proyecto innovador para su pueblo y para su gente.

Ahora lo sabemos. El bipartidismo actúa con fiereza contra los que intentan abrir nuevas vías políticas. Alberto pertenece a un pequeño partido –¡Ojo!, ¡no es el mío!–, pero los grandes, en especial en los pueblos, siguen actuando en clave de propietarios, y no permiten molestas interferencias de jóvenes en pequeñas formaciones que quieran cambiar las cosas.

En España hacen falta muchos Albertos Cañedos. Gente con principios e ideas para sacarnos del marasmo en el que llevamos demasiado tiempo inmersos. Espero que la difícil situación personal por la que está atravesando no le lleve a tirar la toalla. Dicen que nadie es imprescindible en política. Puede ser. Pero hay algunos que son más necesarios que otros. Entre ellos está sin duda Alberto Cañedo”.

https://apoyoalberto.com

 

suscripción revista La Fertilidad de la Tierra

  

Cesta de la compra

 x 
Carro vacío

nuevoslibros

SUSCRÍBETE

RECIBE NOTICIAS Y NOVEDADES EDITORIALES

BANNER ENVIO GRATIS SUP4BANNER ENVIO GRATIS INF2

Fases Lunares / El tiempo

       

La Fertilidad de la Tierra,  Apdo. 115, 31200 Estella (Navarra) Spain - Tel. 948 539216 - Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.     

Aviso legal | Preguntas frecuentes | Contacto