Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso.

La Fertilidad de la Tierra⎢Agricultura ecológica
 
 
 
  cabecera3  

La sobreexplotación agrícola amenaza a Doñana

balsa donana

E
n las últimas décadas, los cultivos, pozos y balsas de agua ilegales han proliferado en el entorno de Doñana hasta llegar al escenario actual, con cerca de 3.000 hectáreas de cultivos ilegales y aproximadamente 2.000 pozos ilegales. Aspectos como la alta rentabilidad de los frutos rojos y la lentitud de la actuación administrativa han avivado un crecimiento “incontrolado, insostenible y en muchos casos ilegal de la agricultura intensiva de regadío en el entorno del Espacio Natural Doñana”, según denuncia la organización WWF, que vigila muy de cerca este fenómeno. De esta sobreexplotación de la zona se derivan consecuencias ambientales, pero también económicas y sociales.

En 2014, la Junta de Andalucía y el Gobierno central pusieron en marcha un Plan Especial para controlar las zonas de regadío al norte de la Corona Forestal de Doñana, que aún hoy sigue sin aplicarse en su totalidad. Se contabilizaron entonces 11.023 ha de regadío en la zona, a las que en los últimos dos años se han sumado otras 251,9 ha de regadío fuera de las tierras calificadas como “regables”, 160 de ellas en zonas ambientalmente sensibles, según los datos de WWF. A la proliferación de cultivos de regadío se suman las balsas de riego ilegales: en noviembre de 2016, la organización conservacionista tenía contabilizadas 1.712 balsas, de las que el 80% eran ilegales.

Los cultivos de regadío bajo plástico comenzaron a multiplicarse rápidamente en Doñana a principios de los años 90, animados por el llamado “boom” de los frutos rojos. Fresas, arándanos, frambuesas o moras se cultivan hoy de forma masiva en la zona. “Son cultivos que normalmente son muy rentables económicamente, y su multiplicación se ve favorecida por la falta de contundencia a la hora de cerrar un pozo, ya que desde la denuncia a guardería hasta el cierre hay un trámite administrativo muy largo”, explica Felipe Fuentelsaz, coordinador del Proyecto Doñana de WWF. Entre esos cultivos también los hay certificados en ecológico: “El Reglamento de Agricultura Ecológica no exige que se garantice un uso legal del agua, y así tenemos por ejemplo cultivos ecológicos de fresa con uso ilegal del agua” denuncia. Por eso están trabajando “para tratar de cambiar los protocolos de calidad para que contemplen aspectos como este, porque ni siquiera el de agricultura ecológica garantiza ese uso del agua dentro de la ley”.

El aporte de agua al Parque Nacional se ha reducido un 80%
Las consecuencias de esta situación son múltiples, y necesitan ser abordadas con la mirada puesta en el largo plazo. “Estamos robando el agua al acuífero, que es el que suministra agua a las marismas y a los arroyos de Doñana, y la biodiversidad asociada a ellos sufre consecuencias. La mayor parte de las lagunas de la zona oeste de Doñana han desaparecido y otras han pasado de permanentes a temporales, afectadas también por el cambio climático”. A esto hay que añadir los efectos económicos y sociales: “Que el acuífero esté en buen estado no sólo tiene un impacto ambiental: de él se saca el agua para la agricultura y también el agua que se bebe en muchas localidades”. La actividad económica de la zona también se ve amenazada por la sobreexplotación, ya que la alta producción puede implicar una bajada de precios en el mercado.

Ante este escenario, ¿qué futuro espera a las fincas de regadío de Doñana? “La superficie sigue creciendo, y hay un Plan que establece que a partir de 2004 ya no se podían establecer más hectáreas –aclara Fuentelsaz–. Todas las hectáreas posteriores a 2004 se tienen que eliminar, y las anteriores a esa fecha se han de regularizar si cumplen una serie de criterios. El problema es que esto significa acabar con la gallina de los huevos de oro, y existe presión social para que no suceda”.

Lo crítico de la situación ha llevado a que la Comisión Europea abra un procedimiento de infracción por el uso del agua contra el Gobierno del España, y a que la Fiscalía de Medio Ambiente haya tomado cartas en el asunto, por lo cual este año se van a celebrar los primeros juicios por uso ilegal del agua en Doñana. También la Unesco se ha pronunciado sobre la situación: el Comité de Patrimonio Mundial del organismo ha alertado sobre los “insostenibles” niveles de extracción de agua subterránea actuales, señalando la inacción del Gobierno de España y de la Junta de Andalucía en la protección del Parque Nacional y planteando la posibilidad de incluir Doñana en la lista de Patrimonio en Peligro si no se adoptan “medidas urgentes para mejorar la situación del acuífero”. Desde WWF están actuando también a otros niveles, y trabajan por ejemplo con supermercados para lograr que se provean sólo de cultivos de la zona procedentes de fincas legales.

Fotografía: Felipe Fuentelsaz / WWF

WWF

 

suscripción revista La Fertilidad de la Tierra

  

Cesta de la compra

 x 
Carro vacío

nuevoslibros

BANNER ENVIO GRATIS SUP4BANNER ENVIO GRATIS INF2

Fases Lunares / El tiempo

       

La Fertilidad de la Tierra,  Apdo. 115, 31200 Estella (Navarra) Spain - Tel. 948 539216 - Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.     

Aviso legal | Preguntas frecuentes | Contacto

×
Suscríbete a nuestro boletín
Recibirás información sobre nuestras novedades, avisos de ofertas...