Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso.

La Fertilidad de la Tierra⎢Agricultura ecológica
 
 
 
  cabecera3  

¿Alimentos o simulacro de alimentos?

Editorial 69

C
on nuestra alimentación damos forma al mundo. ¿Alguien quiere alimentos desvitalizados, pobres o incluso carentes de vitaminas y minerales aunque estén bien presentados, sean baratos y con larga fecha de caducidad? Estos simulacros de alimento proceden de una industria inmersa en producir en cantidad, y con el máximo beneficio económico a corto plazo, aunque suponga aumento de la contaminación y ponga en riesgo la soberanía alimentaria y los bienes de la humanidad: aire limpio, agua potable, tierra cultivable... sin cumplir sus promesas de acabar con el hambre en el mundo. Según datos de la FAO en 2010 eran ya 985 millones las personas sufriendo un hambre crónica, la mayoría en zonas rurales. A esta población hay que sumar la desnutrición encubierta en los países industrializados, donde cada vez hay más controles y, sin embargo, nunca hubo tal carestía de nutrientes esenciales debido también a la forma de cultivar. Los simulacros de alimento engordan pero no alimentan. Hay un estudio que lo cuantifica muy gráficamente, un inglés medio deberá comerse tres manzanas para ingerir los mismos nutrientes que comía en una manzana en 1940, y esto es sólo la punta del iceberg.

Queremos alimentos verdaderos y sabemos cómo hacerlo
Alimento viene del latín alimentum y se puede traducir por “medio para hacer crecer”, crecer en vida, en salud… La relación entre comida y salud la tienen muy presente todas las especies, el ser humano que se supone es superior debería enlazarla también con su estado de salud física y mental. Los niños que han podido acceder a un huerto ecológico lo entienden perfectamente. Al poder tocar la tierra, aprender a cultivar y recolectar la verdura, se llevan a casa la cosecha ilusionados. Esas verduras sí quieren comerlas, esas frutas sí que las aprecian, porque han entendido la relación entre origen de los alimentos y vida, aunque en un primer momento los sabores les resulten extraños. Luego ya no quieren otras. ¿Vamos a ser más tontos que los ratones? En España, en cinco años, ha aumentado un 40% el consumo de productos ecológicos. Y conforme aumenta la demanda y la cercanía con los productores los precios se reducen drásticamente. ¿Y cuánto se ahorraría en Sanidad?, ¿cómo mejorarían las condiciones ambientales si se establece al 100%? ¿y las sociales?

Existe el riesgo de que nos quedemos a medio camino en la recuperación de los alimentos auténticos, que se inmiscuyan los que no “creen” en lo ecológico pero se apuntan a la ganancia. Hay que estar vigilantes y velar por preservar los principios que exaltaron los pioneros cuando se trabajó en recuperar la Agricultura.

Queremos alimentos verdaderos y sabemos cómo hacerlo. Alimentos de calidad, procedentes de variedades elegidas por sus cualidades nutritivas y organolépticas. Lo más frescos y cercanos posible, sanos y completos, no necesitan de suplementos. Lo otro son simulacros y, visto cómo están desmejorando la salud de la población y el estado del planeta, son demasiado caros.

 

 

suscripcion noticias e

Cesta de la compra

 x 
Carro vacío

nuevoslibros

BANNER ENVIO GRATIS SUP4 BANNER ENVIO GRATIS INF2

Fases Lunares / El tiempo

       

La Fertilidad de la Tierra,  Apdo. 115, 31200 Estella (Navarra) Spain - Tel. 948 539216 - Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.     

Aviso legal | Preguntas frecuentes | Contacto

×
Suscríbete a nuestro boletín
Recibirás información sobre nuestras novedades, avisos de ofertas...