Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso.

La Fertilidad de la Tierra⎢Agricultura ecológica
 
 
 
  cabecera3  

Mildiu en los tomates

Todos los años mis tomates sufren de un ataque de mildiu, afectando incluso a los frutos, con lo cual no cojo cosecha. ¿Cómo hacer?.
Josu Sabalza. Durango (Bizkaia)

Respuesta de Borja Camí
El mildiu de los tomates y el de la patata los causa el mismo hongo, el Phytophthora infestans. Afecta a las partes nuevas y tiernas de las plantas (hojas, tallo, frutos o tubérculos) cuando el cultivo está en las fases más activas de crecimiento, a diferencia de otros hongos que son parásitos de las hojas viejas. Si no se actúa como preventivo el mildiu puede llegar a ocasionar la pérdida total de la cosecha en menos de una semana.

En tu zona recomiendo marcos de plantación algo más anchos y una orientación de las hileras que favorezca la ventilación. El otro factor a tener en cuenta es la fertilización, porque las plantas que crecen con exceso de nitrógeno tienen un vigor demasiado alto, lo que repercute en una mayor incidencia de mildiu.

Para que se produzca la infección de mildiu, las esporas del hongo necesitan agua libre sobre las hojas. Por lo tanto, el factor clave a tener en cuenta son los periodos de riesgo: son los días lluviosos o cuando hay rocío sobre las plantas de forma recurrente (primavera y otoño). En estos periodos, los tratamientos con cobre son muy necesarios y nos garantizan una eficacia total. Aplicaremos como preventivo, nunca hay que esperar a ver los primeros síntomas de la enfermedad, porque el cobre actúa inhibiendo la germinación de las esporas.

Por lo tanto, el tratamiento más importante debemos aplicarlo antes de un periodo de lluvias, y si estas se alargan hasta casi una semana o acumulamos 20 mm de lluvia, repetiremos el tratamiento porque una parte se habrá lavado. En tu zona, con problemas recurrentes y con humedad habitual (lluvia, rocío), recomendaría aplicaciones de cobre cada 15 días para tener la planta protegida de forma permanente.

Hay diferentes formulados de cobre, por ejemplo el caldo bordelés a dosis de 5 gramos por 1 L es una dosis moderada y muy eficaz. También es positivo añadir extractos vegetales mezclados con el cobre. Por ejemplo, la cola de caballo endurece y refuerza los tejidos vegetales. Cuando ya ha habido una pequeña infección de mildiu, mezclaremos el cobre con la ortiga porque actúa de estimulante del crecimiento y de los mecanismos de defensa de la planta. Por último, añadir un mojante-adherente tipo Pinolene (extracto de las resinas de pino) ayudará notablemente a mantener el cobre sobre las hojas y a reducir el lavado por la lluvia.

 

suscripcion noticias e

 

Cesta de la compra

 x 
Carro vacío

nuevoslibros

BANNER ENVIO GRATIS SUP4 BANNER ENVIO GRATIS INF2

Fases Lunares / El tiempo

       

La Fertilidad de la Tierra,  Apdo. 115, 31200 Estella (Navarra) Spain - Tel. 948 539216 - Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.     

Aviso legal | Preguntas frecuentes | Contacto

×
Suscríbete a nuestro boletín
Recibirás información sobre nuestras novedades, avisos de ofertas...