Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso.

La Fertilidad de la Tierra⎢Agricultura ecológica
 
 
 
  cabecera3  

En otoño continúa la recolección

 

Huerto de otono

E
n otoño todavía estaremos recolectando verduras de nuestro huerto ecológico, estaremos atentos a la forma de hacerlo y a cómo conservarlas. Seguiremos recolectando calabazas antes de que lleguen las primeras heladas. Hacedlo con delicadeza, sin dañar los frutos y almacenad en un local seco, a 15ºC, y ventilado. Se pueden colgar del techo, metidas en redecillas, en prevención de posibles roedores.
Seguiremos recogiendo tomates. Descabezar la planta un mes antes del fin de la recolección ayudará a que se engorden los últimos frutos. Recordad que es bueno quitar las hojas en torno a los frutos para una mejor maduración. Es aconsejable retirar la totalidad de las plantas después de la recolección con el fin de reducir el riesgo de enfermedades.

Seguiremos todavía recogiendo dos o tres veces por semana berenjenas, hasta noviembre. En el bancal en el que estuvieron las berenjenas podemos sembrar un abono verde o si el clima lo permite plantar achicorias, lechugas, zanahorias, porque van bien en la rotación.

Las remolachas que vamos recolectando las almacenaremos también a salvo de roedores, en silos cubiertos con paja hasta abril, o en cámaras refrigeradas hasta mayo o junio. Las coliflores y los brócolis son dos flores comestibles, extraordinarias verduras que estaremos recolectando en noviembre-diciembre. Concretamente los brócolis son flores que tienden a un desarrollo máximo, pero cogeremos porciones firmes y compactas antes de la apertura de los botones florales. Es un cultivo a vigilar de cerca. El peso ideal de cada ramo o porción tendrá en torno a 500 g, cortándolos con unos 15 cm de tallo.

Las zanahorias se recogen cuando están maduras porque es cuando tienen más contenido en azúcares. Se levantan con una pala plana según necesidad y cuando la tierra no está demasiado húmeda. En zonas cálidas se pueden dejar en el sitio haciéndoles un acaballonado de 10 cm de tierra. Si el frío no es excesivo podemos dejarlas en el lugar cortándoles las hojas a unos 2 cm de la tierra y cubriéndolas con un acolchado espeso de por lo menos 10 cm de hojas secas. Si las arrancamos las podemos guardar en un pequeño silo enterrado.

También estamos en plena recolección de coles recordad que son cultivos muy exigentes, por eso es mejor tardar al menos 3 o 4 años en cultivar en la misma tierra otra brasicácea. Sí que podemos sembrar un abono verde que no sea de brasicácea, o abonar de manera moderada para sembrar luego lechugas, acelgas, guisantes, zanahorias...

Además de estar sembrando espinacas podremos estar recogiendo las sembradas en agosto. Cuando la extensión es grande, la recolección puede ser dura, por eso coged las hojas más grandes de la periferia sujetando bien la base del tallo. Es muy sensible a la humedad, evitaremos mojar las hojas si la conservación debe durar varios días.

También estaremos recolectando las primeros canónigos, una planta a redescubrir y a saborear. Si no lo hemos sembrado en agosto aún podemos hacerlo de forma escalonada. Los canónigos no soportan el calor por eso elegiremos variedades como "De Italia". También son interesantes las resistentes al frío como "Corazón Pleno" y la "Verde Louviers".

 

Cesta de la compra

 x 
Carro vacío

BANNER ENVIO GRATIS SUP4 BANNER ENVIO GRATIS INF2

PUBLICIDAD

Fases Lunares / El tiempo

       

La Fertilidad de la Tierra,  Apdo. 115, 31200 Estella (Navarra) Spain - Tel. 948 539216 - Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.     

Aviso legal | Preguntas frecuentes | Contacto

×
Suscríbete a nuestro boletín
Recibirás información sobre nuestras novedades, avisos de ofertas...