Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso.

La Fertilidad de la Tierra⎢Agricultura ecológica
 
 
 
  cabecera3  

Continúan las negociaciones para el nuevo Reglamento de Agricultura Ecológica de la Unión Europea

reglamento agricultura ecológica

L
a nueva normativa europea para la agricultura ecológica avanza, después de que en junio los ministros de Agricultura de los Estados miembros llegaran a un acuerdo sobre la propuesta de Reglamento elaborado por la Comisión. Al acuerdo al que se llegó en junio le seguirá su votación en el Parlamento Europeo –probablemente en septiembre, tras la revisión de las numerosas enmiendas presentadas–. Tras esa votación se abrirán las negociaciones entre el Consejo y el Parlamento Europeo. En este proceso se pueden introducir modificaciones, y en esa idea insisten desde IFOAM, cuyo vicepresidente indicó que “el trabajo no está en absoluto completo” y expresó su confianza en que durante la negociación del texto en el Parlamento Europeo se incorporen “sustanciales mejoras”.

Uno de los aspectos más controvertidos que se modifican con esta propuesta normativa son las consecuencias de la detección de productos o sustancias no permitidos en agricultura ecológica. Según establece el texto, en esos casos la autoridad competente deberá abrir una investigación para determinar las posibles causas y si no se le pueden achacar al productor (por ejemplo, que las sustancias procedan de fincas próximas o sean fruto de la contaminación ambiental), su presencia no implicará la pérdida de la certificación ecológica. En caso contrario, si las sustancias han sido utilizadas deliberadamente por el productor, no ha adoptado las medidas adecuadas para prevenir su presencia, o no ha atendido a los requerimientos de las autoridades competentes para que adopte medidas preventivas, su producción no podría comercializarse como ecológica. Organizaciones del sector consideran que debe evitarse que esto se traduzca en un perjuicio para los agricultores ecológicos, haciéndolos asumir sobrecostes de análisis y tramitaciones por los daños causados por el modelo agroquímico imperante.

En determinados casos, las inspecciones se podrían espaciar hasta un máximo de tres años
Por su parte, INTERECO –entidad que agrupa a los Consejos de Agricultura Ecológica de las Comunidades Autónomas– mantiene que “es imprescindible que haya una interpretación clara y armonizada a nivel europeo”. “Por ejemplo –señalan–, debe concretarse qué se va a considerar evitable y no evitable. No debe permitirse la comercialización de producto ecológico en el que se haya detectado un residuo de sustancias no permitidas”.

Actualmente, varios Estados miembros de la Unión Europea tienen establecidos umbrales a la presencia de productos no autorizados, de modo que mientras no se superen esos umbrales la producción puede ser comercializada como ecológica. De acuerdo con la propuesta normativa, estos sistemas podrán continuar aplicándose hasta el 31 de diciembre de 2020, siempre que con ello no se restrinja o impida la comercialización como ecológicos de productos procedentes de otros Estados miembros que cumplan lo establecido en el nuevo Reglamento.

Otro de los aspectos que se modificarían es la frecuencia de los controles sobre la producción ecológica. El documento establece que los operadores deberán someterse a un control sobre el terreno al menos una vez al año. Sin embargo, cuando se determine que existe un perfil de bajo riesgo y se hayan cumplido los requisitos al menos durante los tres años anteriores, la periodicidad de las inspecciones se podrá espaciar hasta un máximo de tres años. En cuanto a la propuesta de ampliar el intervalo de tiempo entre auditorías, INTERECO destaca que “para poder ejecutar los controles es necesario establecer criterios objetivos como fórmula para garantizar que se aplique de la misma forma en todos los territorios. Por ejemplo, qué criterios van a definir que un operador es de bajo riesgo”.

Muy valorada por el sector ha sido la posibilidad de certificar en grupo, recogida en el documento aprobado por la Comisión y que facilitaría a los pequeños productores de una misma zona el acceso a la certificación ecológica.

Por otra parte, si no se introducen modificaciones en la propuesta de nuevo Reglamento, su aplicación podría suponer la desaparición de las fincas mixtas (manejo ecológico y convencional) –muy frecuentes en el Estado español–, ya que exige que toda la producción sea gestionada de acuerdo con los requisitos de la agricultura ecológica. El documento sí contempla la posibilidad de dividir la empresa agraria en unidades de producción “clara y efectivamente separadas”, en las que se puedan aplicar manejos diferentes. El texto señala que queda pendiente el desarrollo de normas específicas para regular este punto, pero sí establece que las variedades agrícolas en ecológico y convencional deberán ser diferentes y fácilmente diferenciables, y que el productor deberá mantener tanto la producción ecológica como los productos utilizados en ella separados de los convencionales, así como registros que demuestren esa separación.

Texto de la propuesta normativa (en inglés)

 

suscripción revista La Fertilidad de la Tierra

 

Cesta de la compra

 x 
Carro vacío

nuevoslibros

BANNER ENVIO GRATIS SUP4BANNER ENVIO GRATIS INF2

Fases Lunares / El tiempo

       

La Fertilidad de la Tierra,  Apdo. 115, 31200 Estella (Navarra) Spain - Tel. 948 539216 - Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.     

Aviso legal | Preguntas frecuentes | Contacto

×
Suscríbete a nuestro boletín
Recibirás información sobre nuestras novedades, avisos de ofertas...